Taller INIA: Productores de paltos de Valparaíso mejoran su conocimiento en riego

[intro]La actividad formó parte del plan de extensión del proyecto “Estrategias para disminuir los requerimientos de agua de riego en paltos como herramienta para enfrentar la escasez hídrica en la provincia de Petorca”, financiado por el FIA y ejecutado por el INIA.[/intro]

Con el objetivo de enseñar a integrar información edafoclimática para el manejo y programación del riego en palto, INIA La Cruz realizó un taller que contó con la presencia de productores.

El taller estuvo a cargo del especialista en Agricultura de Precisión, Manejo de Suelos y Aguas, Carlos Zúñiga Espinoza quien señaló que la programación de riego es el cálculo de la frecuencia y tiempo de riego para abastecer de un huerto a partir de información climática, edáfica, del sistema de riego y fisiológica del cultivo. En el caso de este taller, la definición de frecuencia y tiempo de riego se calculó a partir de datos climáticos y de suelo reales, de diferentes localidades de la Región de Valparaíso.

La parte práctica del taller implicó organizar  grupos de trabajo en torno a cinco participantes donde se eligió un facilitador.  Se entregó la información edafoclimática de diferentes localidades y, de acuerdo a los casos asignados, se determinó los requerimientos hídricos del cultivo además de la frecuencia y tiempo de riego necesarios.

Los participantes tuvieron que definir una estrategia de riego específica a partir de las características del sistema de riego y los datos calculados de capacidad de campo, umbral de riego, punto de marchitez permanente y evapotranspiración de referencia.

Pudimos percibir, asegura el especialista, que un alto porcentaje de los campos son manejados con algún grado de desconocimiento ya que algunos de los asistentes no utilizaba o desconocía este tipo de información que es clave para disminuir los principales problemas asociados al manejo del agua en palto.

Andrés Puebla, asesor frutales Consultas Agrícolas; “Lo encontré constructivo. Fue una buena instancia para reunir la teoría con la práctica y aumentar la eficiencia del uso del agua en los cultivos. La información que se generó aquí es muy valiosa para ser ocupada en el campo siendo herramientas muy válidas para ajustar los tiempos y frecuencia de riego. Son instrumentos que estaban un poco lejanos y hoy eso se acerca bastante a nuestra realidad y utilizar estas herramientas en el campo como una práctica habitual”.

René Saavedra de Agrícola Citripal;  “Esta interacción es buena porque se logra compartir y conocer otras realidades, lo que ayuda a que uno pueda enmendar el camino si no lo está haciendo bien o reforzar lo positivo. El agua está cada vez más escasa y hay que ver la forma de economizarla. Estos talleres sirven para ajustar al máximo lo que uno ocupa de agua. Aquí nos actualizamos ya que hay una serie de aspectos que nosotros observamos a diario en campo en temas de riego que nos ayudarían a enfrentar mejor la deficiencia de agua que existe hoy. Es importante darnos cuenta que se puede regar de una manera distinta y concientizarnos sobre el uso del agua y mayor capacidad de gestión. A veces uno cree que es el único que tiene problemas dentro de la producción. Por eso, es bueno compartir otras realidades ya que nos damos cuenta si vamos por el camino correcto o tenemos que enmendar los errores”

Angel Leiva de Corpora Agrícola, “Fue un curso súper entretenido, que generó mucha interacción entre nosotros como participantes. La metodología la encontré bastante productiva porque, además del conocimiento entregado, nos sirvió para conocer diferentes formas de trabajar los campos de otros productores, lo que nos retroalimenta más ahora cuando el recurso agua es valioso y cuestionado. Este curso nos ayuda para validarnos mejor y tomar mejores decisiones en nuestros campos”.

Con este tipo de talleres aspiramos contribuir al mejoramiento del uso del recurso hídrico, de las prácticas de riego en los sistemas productivos de la Provincia de QuilIota, Petorca y otras provincias de la Región de Valparaíso con plantaciones de palto.

Fuente: SimFRUIT según INIA

Volver