“Modernización Tributaria”

Septiembre 3, 2018|Actualidad, Opinión|
[intro]Columna Económica de Rodrigo Díaz, Asesor de ASOEX[/intro]

RodrigoDazNo está fácil la cosa, La propuesta del Gobierno es neutra desde el punto de vista fiscal, pero no desde el punto de vista político.El nuevo proyecto de ley que pretende modernizar nuestro sistema tributario ya está sobre la mesa.

La propuesta central apunta a integrar el sistema y a eliminar la complejidad de tener dos sistemas: uno integrado y otro semi-integrado [con 65% de crédito sobre lo pagado por la empresa].

La estimación del impacto en la recaudación hecha por la Dipres[1], dice que el Fisco recibiría algo menos de US$ 800 millones por la integración. Y para compensar está merma, el Gobierno propone pasar a un sistema de pago de IVA 100% electrónico, lo cual reduciría la evasión en más de US$ 1.100 millones.

Al respecto dos cosas. La primera es que el Estado está suponiendo que quienes son dueños de empresa afectas al sistema semi-integrado, hacen retiro de utilidades sobre el 100% disponible. Este es un supuesto fuerte, debido a que ese dinero se puede invertir [en Chile o en el extranjero] o no retirar. En ambos casos esto supone una menor renta a declarar ante el SII. Y la segunda, es que si hay una evasión superior a los mil millones de dólares en IVA ¿Por qué no se le ocurrió en Gobierno anterior, más aún en una reforma que sin duda era pro recaudación?

Lo más probable es que la realidad esté en el medio. Que no se pierdan US$ 800 millones por la integración del sistema y que tampoco se reduzca la evasión del IVA en más de US$ 1.100 millones.

Desde el punto de vista práctico, da la impresión que la mantención de la recaudación es una cuestión salvada. Esto debería asegurar la aprobación de la reforma. Pero el Congreso no es una institución técnica, es política. Y por tanto, lo más probable es que el tema de fondo a debatir sea que la unificación del sistema “favorece a los más ricos”. Y que ese argumento sea más fuerte que el de “incentiva la inversión”.

En mi opinión, la cuestión no está fácil. Va a haber negociación y muchos dimes y diretes. Y el tema clave es claramente la inversión. Y lamentablemente quienes más invierten en Chile son los más ricos, esa es una realidad que no se puede soslayar.

Ahí es donde hay que poner el foco. Chile necesita subir su inversión hasta el 24% del PIB (como mínimo) para asegurar la sostenibilidad de una tasa de crecimiento de al menos 4% anual.

Si no se aprueba eso, y con el cobre por debajo de los US$ 3/lb, es muy difícil que Chile pueda alcanzar sus metas de reducir la pobreza multidimensional y la desigualdad.

[1] http://www.dipres.gob.cl/597/articles-176689_doc_pdf.pdf

Volver