Mercados mayoristas de  Shanghai y Guangzhou extreman medidas de precaución para evitar rebrotes como los experimentados en Beijing

Junio 30, 2020|Actualidad, Exportaciones|
De acuerdo a medio de comunicación Produce Report, desde el cierre del mercado mayorista de  Xinfadi  en Beijing debido a un rebrote de Coronavirus,  mercados mayoristas de otras zonas de China han redoblado las preveción.

El 16 de junio, el mercado Huizhan de Shanghái emitió un aviso para volver a implementar las medidas de control más estrictas, incluida la obligación de que todos los trabajadores usen máscarillas y se sometan a controles de temperatura. Asimismo, a los trabajadores que han estado en contacto con el mercado de Xinfadi,s e les ha sometido  a dos pruebas de ácido nucleico y se han puesto en cuarentena.  Asimismo, los puestos de venta minorista deben limitarse a un trabajador, y todo el personal debe mantener una distancia de al menos un metro de los demás y desinfectar las superficies con frecuencia. Cada empresa debe informar qué trabajadores están asignados a trabajar cada día, mientras se alienta a comprar en línea y trabajar desde casa.

Asimismo, según consigna el medio las  autoridades aduaneras de todo el país han fortalecido las pruebas de COVID-19 para frutas, carnes, mariscos y otros productos importados. Shanghai no es la excepción.

Las autoridades aduaneras también han llevado a cabo pruebas aleatorias en muestras de frutas importadas por aire, como las cerezas estadounidenses y los durianos tailandeses. La mayoría de las pruebas duran aproximadamente 6 horas, aunque a veces pueden requerir de 1 a 2 días. El alcance de los artículos importados que se prueban es amplio, incluidos, entre otros, carnes, mariscos, frutas, verduras y productos industriales. Entre el 11 y el 17 de junio, la aduana analizó un total de 32.174 muestras, todas las cuales resultaron negativas.

Para los empresarios que trabajan en estos mercados, la pandemia ha traído numerosos desafíos desde el comienzo del año. Berda Fruit Co. Ltd. se especializa en la importación de frutas frescas de Sudáfrica, Chile, Perú y Egipto y de acuerdo a su gerente ejecutivo Li en el mercado Jiangnan de Guangzhou, también se han reforzado las medidas luego del brote de Xinfadi.

Según Li, el mercado de Xinfadi es uno de los puntos de distribución más importantes de su empresa. Después del brote, sin embargo, la compañía redujo proactivamente los envíos allí, solo envíos estrictamente por demanda. En consecuencia, el volumen de envío de la compañía al mercado ha disminuido en más del 50% en relación con el mismo período del año pasado.

Precios y Logística

Los precios de algunos productos hoy se encuentran a la baja, pero eso es por un mayor volumen de oferta, Según Li,  aunque ha habido varios puntos buenos, todos fueron de corta duración. Por ejemplo, los precios de las naranjas egipcias cayeron este año a 40–50 yuanes chinos (US$ 5,65–7,06) por caja, y aunque han comenzado a estabilizarse, todavía están perdiendo.

Los diferentes tipos de fruta han sido afectados de manera diferente por la pandemia. Las uvas y las naranjas han sufrido un mayor impacto debido a los grandes envíos entrantes junto con la caída de la demanda. Por otro lado, las ciruelas y los kiwis no se han visto tan afectados como resultado de los tamaños de envío más pequeños y la demanda estable.

En lo que respecta a la logística, hasta ahora el transporte marítimo y el envío nacional no se han visto muy afectados.

En respuesta a la posibilidad de la “normalización” de la pandemia, Li indicó que su compañía reduciría los volúmenes de envío y aumentaría  los servicios de entrega a domicilio. “Para el futuro, sigo creyendo en la conciencia del gobierno, el país y el pueblo chino. Creo que nos uniremos fuertemente para vencer la epidemia ”.

Fuente: Produce Report

Volver