FDA envía un claro mensaje a la industria de  productos frescos importados: “Los brotes que tienen lugar en cualquier producto son inaceptables”

Septiembre 10, 2019|Actualidad|

Colocando  como ejemplo los recientes brotes de salmonela detectados en papayas importadas desde México,  la Food and Drug Administration  (FDA) de Estados Unidos llamó a  la industria de productos frescos importados a redoblar los esfuerzos en las medidas de seguridad,  para impedir daño a los consumidores. Asimismo la entidad dijo que dado este brote se redoblarán, también, las medidas de control.

“Hemos duplicado nuestros esfuerzos para garantizar la seguridad de los alimentos importados. Esto incluye emitir una nueva Estrategia para la Seguridad de los Alimentos Importados y solicitar nuevos fondos al Congreso para apoyar nuestros esfuerzos ”, manifestó la FDA en la carta emitida.

Agregó “continuaremos enfocándonos en la prevención para mantener la seguridad alimentaria (…) Sabemos que hay momentos en los que aún tendremos que responder a los problemas cuando surjan, incluidos brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos. Esto es especialmente importante cuando vemos patrones recurrentes de enfermedades asociadas con productos particulares. Por ejemplo, papayas frescas. Este producto a menudo se come crudo, sin cocinar ni procesar para eliminar los peligros microbianos; y por lo tanto, la forma en que se cultivan, cosechan, empaquetan, mantienen, procesan y distribuyen es crucial para minimizar el riesgo de contaminación con patógenos humanos”.

Respecto al cumplimiento de las medidas por parte de México, la FDA en su carta dejó  clara  una evaluación poco positiva.  “Desafortunadamente, desde 2011, los consumidores estadounidenses han estado expuestos a ocho brotes causados ​​por serotipos de Salmonella vinculados a papaya fresca importada. Y en junio, iniciamos una investigación sobre el brote de enfermedades de Salmonella Uganda relacionadas con el consumo de papaya fresca entera importada de México. Si bien el brote de 2019 está en curso, los primeros siete brotes representaron casi 500 casos reportados de enfermedad, más de 100 hospitalizaciones y dos muertes “.

“Esta tendencia tiene que detenerse, agrega FDA. Luego, explica con más detalle cómo la industria de la papaya debe hacer más, agregando  que “es una clara indicación de que más debe hacerse dentro de todos los sectores de la industria de la papaya para proteger a sus clientes y cumplir con sus obligaciones legales  (…) deben implementarse procedimientos y prácticas que minimicen esa contaminación”.  Todo lo anterior  incluyó un llamado para un monitoreo adicional, una mayor trazabilidad e investigación.

FDATodos deben cumplir

En  cuanto  a la industria de productos frescos en general, la FDA precisó: “Aunque las acciones de hoy se centran en la industria de la papaya, los brotes recurrentes que tienen lugar en cualquier producto  son inaceptables desde una perspectiva de salud pública. Sabemos que la industria debe hacer más, ya que los repetidos brotes de enfermedades son una amenaza para la salud pública “.

La entidad enfatiza la responsabilidad compartida de proteger la salud pública y cómo FSMA y los Programas de Verificación de Proveedores Extranjeros son plataformas para fortalecer las salvaguardas de seguridad alimentaria.

Por último, pero no menos importante, la FDA también envió un mensaje claro sobre su compromiso de utilizar “toda nuestra autoridad  y herramientas de aplicación disponibles”.

Para leer la carta completa, clic AQUÍ 

Fuente: SimFRUIT

Volver