Universidad Estatal de Oregón: Descubren que una avispa puede ayudar a controlar las chinches

Junio 14, 2019|Actualidad|

Un nuevo estudio realizado por la Universidad Estatal de Oregón (OSU) indica que el control biológico de la chinche Halyomorpha halys, una plaga invasiva que arrasa los jardines y cultivos, sería más eficaz en las zonas naturales que bordean los cultivos o en momentos en que no se aplican ciertos insecticidas.

El estudio, publicado en el Journal of Economic Entomology, mejora la comprensión del uso de la avispa samurai para el control biológico de la chinche, y tiene implicaciones significativas para los productores de las fincas de frutas y frutos secos de Oregón, según David Lowenstein, un investigador asociado en el Colegio de Ciencias Agrícolas del Estado de Oregón y autor principal del estudio.

El control biológico es el uso de insectos beneficiosos para controlar a otros insectos, lo que significa usar menos pesticidas. La Halyomorpha halys, que es originaria del este de Asia, tiene preferencia por más de 100 tipos de cultivos, incluyendo arándanos, uvas para vino, cerezas y avellanas. Durante la década de 1990, invadió los Estados Unidos y ahora se encuentra en 44 estados, provocando daños de millones de dólares en los cultivos.

La chinche se detectó por primera vez en Oregón en 2004. Desde entonces, los investigadores de la OSU han encontrado la plaga en 24 de los 36 condados de Oregón y en todas las principales zonas productoras de fruta del estado. El insecto también causa problemas molestos al instalarse en la parte trasera de las viviendas y cobertizos en el otoño.

La avispa samurai, que es más pequeña que una cabeza de alfiler, es originaria de la misma zona del este de Asia que la chinche. Pone sus huevos dentro de los huevos de las chinches, evitando que los insectos incuben. Aunque no se sabe cómo llegó a los EE. UU., las encuestas realizadas en 2014-15 detectaron la avispa en varios lugares, como el valle de Willamette en Oregón.

Lowenstein dijo que la investigación era necesaria para los productores, especialmente los del sector de la avellana de Oregón, que usan insecticidas pero también quieren usar la avispa samurái para controlar a las chinches: “Desde el descubrimiento de la avispa samurái en Oregón, nuestro grupo de investigación en la OSU ha propuesto el control biológico para la gestión de Halyomorpha halys. Necesitamos comprobar la compatibilidad de esta avispa en un entorno comercial donde se usan insecticidas”.

Fuente: ktvz.com

Volver