Análisis: Los consumidores canadienses muestran una alta ansiedad por el COVID-19

La experiencia del COVID-19 en Canadá ha sido diferente a la de EEUU, y eso está provocando que el consumidor canadiense actúe también de manera distinta.

En el último día del Fresh Week del 16 de abril de CPMA, David Coletto, director ejecutivo y socio fundador de Abacus Data, una firma de investigación y estrategia de mercado con sede en Ottawa y Toronto, dijo que la pandemia no está cambiando de manera fundamental las tendencias de consumo en Canadá, pero las está acelerando.

La mayor parte de Canadá está bajo medidas de cuarentena en abril, ya que los casos de COVID-19 están aumentando y eso está causando una mayor ansiedad entre los consumidores, precisó Coletto.

Agregó que, debido a las restricciones, los consumidores están comprando más alimentos en los supermercados y están cambiando la forma en que interactúan con los alimentos y las tiendas. La compra de comestibles en línea es el sector minorista más grande y donde la gente compra más en línea que antes de la pandemia.

Los canadienses están dando más importancia a los tipos de alimentos y a los alimentos saludables, especialmente los consumidores más jóvenes.

Dijo que el 50% de los Millennials  señalaron que se consideran “amantes de la comida”, en comparación con el 30% de todos los canadienses, y “los amantes de la comida son buenos para los productos frescos”, dijo.

Además, el 24% de los canadienses está de acuerdo en que una dieta basada en plantas es más saludable que una que incluye alimentos de origen animal, destacó Coletto,  el 30% tiende a estar de acuerdo. “La percepción del riesgo de COVID sigue siendo muy alta en Canadá”, dijo.

Su encuesta, además, encontró que el 72% de los canadienses dicen que probablemente seguirán cocinando con más frecuencia en casa que antes de la pandemia. “Creo que el servicio de alimentos volverá, pero llevará un tiempo y muchas operaciones se cerrarán”, observó Coletto.

Asimismo, el profesional relevó que hoy los consumidores están ahorrando más dinero que antes. Las estadísticas muestran que están gastando más en cosas como libros, música, comestibles y artículos para el hogar y mobiliario que hace un año, mientras que el gasto se ha reducido drásticamente en viajes, transporte, comidas y entretenimiento.

Para que Canadá vea un 2021 más próspero, los consumidores tendrán que cambiar, considerablemente la forma en que han estado viviendo el año pasado.

A continuación, seis aspectos claves del análisis de Coletto sobre los consumidores canadienses actuales:

1. Tienen ansiedad: En el último mes, puesto que aumenta el número de casos en Canadá y la distribución de vacunas es lenta, la ansiedad de los canadienses ha aumentado. “Nos dirigimos a una tercera ola del virus, pero también a una tercera ola de ansiedad”, dice Coletto. A principios de 2021, los canadienses no estaban seguros de haber pasado ya lo peor de la pandemia. Pero esa percepción ha cambiado en el transcurso de este último mes y más canadienses creen que lo peor está por llegar.

2. Están adoptando nuevos estilos de vida: Tres de cada cuatro canadienses afirman que la pandemia ha hecho que se centren más en su salud. “La mitad también dice que su vida se ha simplificado durante el último año y eso les gusta”, agrega Coletto. “Mientras salen de esto, algunos reservan viajes y salen como pueden. Pero muchos otros han encontrado la comodidad en sus casas”.

El trabajo desde casa juega un papel importante, y casi la mitad de los canadienses que actualmente trabajan en casa quieren seguir haciéndolo. “Los ecosistemas de nuestras ciudades cambiarán”, señala. “Ya estamos viendo el confinamiento fuera de las grandes ciudades y los precios de la vivienda en las comunidades pequeñas están subiendo, porque la gente se da cuenta de que no tiene que ir a la oficina”.

3. Muchos tienen dinero: Casi el 60% de los canadienses gasta menos dinero de lo habitual gracias a la preocupación por el rumbo de la economía y la falta de oportunidades en las que gastar el dinero.

“Los canadienses tienen una gran cantidad de dinero ahorrado. Pero los ingresos de un tercio de los canadienses se han visto afectados por la pandemia y están gastando de manera más consciente, lo que está creando más desigualdad en el mercado. Hay un segmento que puede pagar más por los productos y otro que es más consciente de los costes porque sus ingresos se han reducido”.

Según una investigación realizada con RBC entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, el gasto con tarjeta de crédito también ha aumentado significativamente, sobre todo en la alimentación. El gasto con tarjeta de crédito en comestibles ha aumentado casi un 40 por ciento, mientras que el gasto en restaurantes ha aumentado casi un 30 por ciento.

4. La comida es diferente ahora: Coletto afirma que el 79 por ciento de los canadienses dice que seguirá cocinando en casa después de la pandemia. “Un mayor número de consumidores ha tenido que cocinar en casa y ha disfrutado de ello, mientras que antes era una obligación”, continúa.

El 36% cree que no come suficientes frutas y hortalizas. “Es una cifra considerable si se compara con otras categorías como la carne, los lácteos, el azúcar, etc.”. Al mismo tiempo, también hay un creciente interés por comer menos carne gracias a la preocupación por la salud, el trato a los animales y el cambio climático. Los canadienses también se preocupan más por la procedencia de sus alimentos.

Además, el 68% de los canadienses afirma que desde el inicio de la pandemia ha pensado más en la procedencia de sus alimentos y el 80% considera que el sector alimentario ha respondido bien a la pandemia. “Eso es algo que hay que impulsar en la defensa del sector y al hablar con los responsables políticos del gobierno”, señala el experto.

Además, la relación de los canadienses con la comida ha cambiado. “La generación Z tiene una experiencia similar a la de los millennials en el sentido de que la identidad está cada vez más ligada a la comida”. Entre los consumidores millennials, la mitad se identifica como foodies. “La pasión por la comida se ha acelerado porque se ha convertido en un último refugio de deleite y comodidad durante este período difícil”.

5. La forma de comprar ha cambiado: Coletto comenta que el 65% de los consumidores indica que sus comportamientos/preferencias de compra y servicios han cambiado y el 45% dice que compra más por internet. Mientras que generaciones como los millennials y la Generación Z se sienten cómodos con esto, esta tendencia se ve reflejada en otros grupos. “Esta pandemia ha acelerado que las generaciones mayores se parezcan más a los millennials y a la generación Z en su comportamiento digital”, continúa Coletto. “Aunque el mercado seguirá estando fragmentado, lo digital seguirá siendo el medio de llegar a la mayoría de los canadienses”.

Y aunque los consumidores siguen comprando menos que antes, su percepción de la experiencia está cambiando. Coletto informa de que el 23% dice que las experiencias de compra de comestibles son todavía peores que antes de la pandemia, pero menor que las percepciones reportadas en junio de 2020. “Nos hemos acostumbrado a las colas, al menor contacto, etc. Una posible tendencia es que la experiencia en la tienda ya no es tan buena como la recordamos y eso hace que algunos cambien al comercio electrónico. Alrededor de 2,5-3 millones de compradores canadienses dicen que comprarán comestibles en línea después de la pandemia”, dice Coletto.

6. El cambio climático es más importante: “Seis de cada diez canadienses creen que las dietas basadas en plantas son mejores para ellos. No vemos cambios significativos en quienes siguen una dieta vegana o vegetariana”, añade. “Pero los consumidores están empezando a sustituir productos. En lugar de, por ejemplo, comer una hamburguesa cada semana, comen una hamburguesa sin carne cada dos semanas”.

Coletto cree que la preocupación por el cambio climático aumentará, así como las dietas neutras en carbono. “Entre el 60 y el 65% de los canadienses consideran que el cambio climático es una crisis. Eso no ha cambiado con la pandemia”, concluye. “Lo que ha cambiado es la idea de que podemos hacer algo al respecto”. Dice que la pandemia ha puesto de manifiesto la rapidez con la que el gobierno y las empresas pueden responder a una crisis, lo que podría servir de referencia para la respuesta al cambio climático.

Fuente: Simfruit con información de Freshplaza y The Produce Reporter

Volver